Web móviles: consejos para optimizarlas y recibir más visitas

Con el crecimiento del uso de Internet en dispositivos móviles, la optimización de estas plataformas y el posicionamiento tienen un rol esencial

Tecnología| Silvina Moschini

Los usuarios de Internet cada vez se desplazan más hacia los dispositivos móviles. Según un estudio realizado por el analista de RBC Ross Sandler, se proyecta que el 20% de las peticiones de búsquedas realizadas en 2012 serán hechas a través de un móvil. Sin embargo, cifras de Google indican que el 79% de los sitios web no están optimizados para este tipo de acceso. Tanto los usuarios como los buscadores se comportan de diferente manera en los dispositivos portátiles, por eso es importante optimizar los sitios móviles para la búsqueda.

¿Cuáles son las claves del posicionamiento móvil?

En primer lugar, no deben olvidarse las técnicas de posicionamiento que deben utilizarse para cualquier sitio web, tales como tags y palabras clave. Si la página no está bien posicionada en general, no lo estará en ningún tipo de dispositivo. Por ejemplo, si su sitio tiene un blog, es importante dejar claro de qué se trata cada artículo y utilizar etiquetas concretas. Además, siempre se debe buscar que el sitio aparezca asociado a las palabras claves en links desde otras webs. Una vez que la página está posicionada en las búsquedas tradicionales, es momento de tomar medidas específicas para las búsquedas móviles.

Los buscadores utilizan programas que recorren los sitios webs, los analizan e indexan automáticamente el contenido para sumarlo a los resultados de las búsquedas. Estas herramientas, que suelen ser llamadas “robots”, rastrean los sitios y los posicionan, y no son las mismos para móviles que para la web tradicional. Los bots específicos evalúan si las páginas funcionan correctamente en móviles, además de buscar resultados que respondan a las palabras buscadas por el usuario. Por eso, lo fundamental es tener una web optimizada para cada tipo de dispositivo, ágil y agradable. Esto significa acelerar los tiempos de carga y evitar complementos que algunos dispositivos no pueden abrir.

También hay que tener en cuenta que si una web no es apta para visualizarse correctamente en un dispositivo móvil, los buscadores la transcodifican, esto quiere decir que muestran una versión simplificada, alojada en el buscador, perdiendo no solo posicionamiento sino también calidad. La versión transcodificada puede revisarse desde Google Movilizer. En caso de no estar conforme, lo recomendable es crear versiones adaptadas especialmente para los dispositivos.

El contenido de la web móvil puede ser igual o diferente al de la web para ordenadores. Pero en los casos en los que el contenido es igual, es bueno modificar el diseño, incluso teniendo uno diferente en cada tamaño de dispositivo. Por ejemplo, si en las versiones para ordenador e iPad hay varias imágenes en la portada, en un smartphone puede ser preferible que aparezca solo una pero que se vea correctamente, antes que mostrar varias imágenes pequeñas. Para esto, se debe generar un sistema que determine con qué tipo de dispositivo está accediendo el usuario y le de acceso a una versión adaptada. Otro tip útil es colocar en la parte superior izquierda de la página lo más importante, de forma que quede fácilmente visible para los usuarios.

Un punto que genera debate es si es bueno tener una url diferente para el sitio móvil. Las dudas se dan al pensar que el sitio común y el móvil pueden verse como contenido duplicado. Google indica que esto no es así en su Official Mobile Guidelines, lanzada en 2011. Sin embargo, tanto Google como Bing recomiendan no utilizar una web diferente para móviles, ya que requiere tiempo y dinero extra.

En conclusión, el posicionamiento en la web móvil depende de una combinación de SEO (optimización en buscadores) corriente y diseño inteligente para móviles. Es muy importante tener buenos resultados en las búsquedas móviles, así como ofrecer experiencias agradables a los usuarios en este tipo de dispositivos. Los dispositivos móviles están en auge y es muy probable que, en algunos años, el tráfico desde tabletas y móviles supere al de las computadoras de escritorio. En ese contexto, ninguna empresa con presencia online puede correr el riesgo de quedarse atrás.

 

Sobre la autora

Silvina Moschini es CEO y Fundadora de Intuic | The Social Media Agency y Presidente de TransparentBusiness.com. Experta en Social Media Marketing y Visibilidad Online, frecuentemente es invitada a dar su opinión en medios de prestigio como la CNN. Antes de convertirse en empresaria lideró en los Estados Unidos el área de comunicaciones internacionales para empresas como Visa Internacional, Compaq Computer Corporation y Patagon.com.

Mejora la protección de datos en las aplicaciones móviles

Un informe del Future of Privacy Forum asegura que el 61,3% de las apps aplica una política de privacidad

Tecnología| 19/07/2012 – Anna Solana

Algunas cosas han ido a mejor desde el 2010. Por lo menos en términos de privacidad. O eso dice el think tank Future of Privacy Forum (FPF), que hace unas semanas publicó un estudio en el que concluye que más de la mitad de los desarrolladores de aplicaciones móviles incluyen en sus productos políticas de protección de datos.

En diciembre del 2010, un artículo del Wall Street Journal detallaba la información personal que algunas aplicaciones móviles enviaban a terceros sin que el usuario fuera consciente de ello, como la ID del teléfono, los contactos de la agenda, la localización y otros datos demográficos como la edad y el sexo.

La situación no es exactamente la misma en junio del 2012. Se siguen enviando datos. Pero se supone que el consumidor es más consciente de ello porque tiene a su alcance la política de privacidad con la que funciona cada aplicación. Y si hace clic para dar su conformidad a los avisos que le envía el teléfono, es que accede a lo que le piden.

De hecho, el informe señala que el 61,3% de las apps ya tiene política de privacidad. De éstas, las gratuitas son las que más han cuidado este aspecto, pues el número de aplicaciones que la incluyen se ha multiplicado por dos desde septiembre del 2011, mientras que las aplicaciones de pago con política de protección de datos sólo ha registrado un incremento del 4% en el Apple Store y del 18% en Google Play.

También es más discreto el porcentaje de las aplicaciones que ponen los términos de la política de privacidad a disposición del usuario dentro de la misma aplicación: Lo hacen el 48% de las gratuitas y el 28% de las de pago en el Apple Store; y el 20% de las gratuitas y el 12% de las de pago en Google Play.

Medidas

En febrero, después del tropiezo de Path, denunciada por acceder sin permiso a la libreta de contactos de los usuarios, Apple, Google, Amazon, Microsoft, HP y RIM acordaron que requerirían a los desarrolladores que incluyeran políticas de privacidad en las aplicaciones para que los usuarios supieran qué datos cedían. Ayudó la presión del fiscal general de California (Estados Unidos). Facebook se sumó a la iniciativa en junio.

Zynga, la compañía creadora de juegos como Farmville o CityVille, empezó igualmente a usar unos avisos telegráficos por puntos en los que deja claro al usuario que accede a la información técnica de su dispositivo, su ID, su dirección IP, su geolocalización y su perfil en las redes sociales si ha accedido a la aplicación desde ellas.

Es un paso. El vicepresidente de FPF, Jules Polonestsky, asegura en varios medios que “los desarrolladores de apps empiezan a entender que acceder a los datos del consumidor es un privilegio y no un derecho”. Aun así, siguen habiendo aplicaciones, como Camera+, de taptaptap.com, muy utilizada por los Instagramers, que recogen la localización del usuario sin dejar clara su política de privacidad. Pero para muchos, sigue siendo más práctico darle al “ok, instalar”. Después de todo, ¿qué es privado ahora?