¿Para qué perder tanto tiempo en ir al médico de cabecera si se puede resolver por internet?

SANIDAD. III CONGRESO NACIONAL DE ATENCIÓN SANITARIA AL PACIENTE CRÓNICO
 
Harvey Skinner Psicólogo y experto en e-Salud. Habla de la tecnología como medio para integrar la asistencia médica y la domiciliaria
20.05.11 

ANE URDANGARIN
 
Habla en calidad de psicólogo, como decano de la facultad de Salud de la Universidad de York, la tercera más grande de Canadá, pero también como hijo de una madre octogenaria. Harvey Skinner trasladó ayer su experiencia a los sanitarios que estos días se citan en el Kursaal.
 
– ¿En Canadá también están preocupados por el envejecimiento y los enfermos crónicos?
– Como aquí, nos hemos dado cuenta de que la forma en la que abordamos esta cuestión no es sostenible. No puedes estar esperando a que alguien se ponga enfermo, diagnosticarlo y tratarlo. El 70% de los casos que se atienden en hospitales tienen que ver con dolencias crónicas. Y muchas de estas consultas son prevenibles. En Canadá, por ejemplo, invertimos cerca de 190.000 millones de dólares en el sistema sanitario. Es mucho dinero, pero más que la cantidad lo importante es cómo lo gastamos. Y lo cierto es que 95 céntimos de cada dólar van a la atención de problemas de salud prevenibles.
 
– Y en este contexto, ¿qué papel juegan las nuevas tecnologías?
– La diabetes es un gran ejemplo. En los últimos 20 años hemos sufrido una epidemia de diabetes tipo II, debido a la inactividad, el sobrepeso y una alimentación poco saludable. Hay estrategias de salud pública que pueden revertir este fenómeno, pero llevará 20 ó 30 años. Si piensa en los enfermos de diabetes, la mayor parte de la asistencia tiene lugar en sus casas, bien en forma de autocuidados o los que les dispensan los familiares. Lo que queremos es integrar la atención clínica con la atención en casa. Y las nuevas tecnologías facilitan todo esto. Estamos usando teléfonos inteligentes como ‘entrenadores’ móviles, y además están conectados de forma remota con terminales que maneja el equipo médico, de tal forma que el paciente se mide su glucosa en casa, se toma la tensión, se pesa… Y con ese aparato manda todos los datos a sus médicos y enfermeras. También pueden enviar una foto de lo que comen o información sobre si se sienten bien, regular… Con tecnología adaptada se puede hacer que ese móvil ejerza de ‘coach’ y envíe mensajes que motiven para seguir la medicación o llevar una dieta. Así que no tienes por qué ir siempre al médico o al psicólogo, porque ellos te vienen a través de la tecnología.
 
– Dice que la diabetes es una enfermedad infecciosa. ¿Por qué?
– Muéstreme a un diabético y le enseñaré a una familia infectada, en la que serán prediabéticos, y a una comunidad tóxica que está propiciando familias diabéticas. Se construyen barrios para ir en coche y no para que la gente sea físicamente activa. La tecnología nos permite interactuar también con la familia y la comunidad.
 
– Habla de dar herramientas para que los pacientes se corresponsabilicen de su enfermedad. ¿De qué tipo de medios habla?
– Cosas como poder tener acceso al historial digital. Para venir a San Sebastián, por ejemplo, he cogido de forma sencilla por internet el vuelo. ¿Por qué no puedo hacer lo mismo y encajar de forma sencilla en mi horario la visita al médico? A mí me lleva mucho tiempo ir a mi médico de cabecera, y todo para una consulta de 15 minutos. Quizás podríamos haberlo resuelto online. También me pueden dar herramientas para que cuide de mi madre, que tiene 89 años y vive sola. Se estima que solo el 20% de los cuidados son ofrecidos por los profesionales sanitarios, mientras que el 80% los dispensan la familia o miembros de la comunidad, que no cobran por ello. Yo quiero y estoy motivado para ocuparme de mis hijos, nietos y de mi madre, por lo que estaría bien que tuviese acceso a sus historiales clínicos digitales, que en el caso de mi madre me enviaran los datos de su monitorización… Los cuidadores hacen un trabajo de gran valor y hay que ofrecerles medios, de tal forma que las tecnologías mejoren la atención y que el paciente acuda al sistema cuando realmente haga falta.
 
– Habla de su madre. Pero, ¿cómo se manejan las personas mayores con estas tecnologías?
– Mi madre tiene un pequeño ordenador de mesa y lo que sale en la pantalla es mi cara, un avatar mío, que le pregunta «¿Hola mamá? ¡qué tal estas hoy?». Y ella puede responder diciendo: «Harvey no me encuentro muy bien». Yo y sus médicos podemos escucharla, ver los resultados de sus mediciones… A diferencia de otros ámbitos, la salud es una de las últimos campos que se ha digitalizado y globalizado. Lo que hay que intentar es desarrollar tecnología accesible, sencilla, a bajo coste y enseñar a usarlo.
 
– Para que nos corresponsabilicemos…
– En cierto modo supone volver al siglo XIX. Entonces la salud era una responsabilidad de las personas, de la familia, de la comunidad. En el siglo XX se pasó a manos de los médicos y a los hospitales, que es donde estaba la penicilina. Se trata de que el paciente vuelva a asumir esa responsabilidad, pero la diferencia es que ahora tenemos más información, tecnología…
 
– ¿No cabe el riesgo de que la tecnología convierta en innaccesibles a los médicos?
– Lo que queremos demostrar es que tendrán aún mejor acceso. Le suelo preguntar a la gente si actualmente les cuesta mucho concertar una cita con su médico o cuánto tiempo suelen tener con él. Con un sistema bien diseñado en el que haya ese contacto y seguimiento mediante las nuevas tecnologías, cuando el paciente esté cara a cara con el médico o la enfermera, se aprovechará mejor el tiempo, porque ya tendrán los datos, y es probable que les dé tiempo a profundizar y a preguntarte por cuestiones más profundas que ahora quizá pasen por alto por falta de tiempo, como puede ser el estado anímico… Se trata de acudir al médico cuando sea necesario y recibir un servicio de calidad. Pero todo esto requiere una gran transformación, y hay que investigar, porque quizá no tiene que ser de la misma forma para todos y hay que explorar las distintas opciones. Porque no hay que olvidar que el contacto humano es necesario.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s