Humanos errores‏

Equivocarse es otra forma de aprender

Imanol Querejeta y Javier Vizcaíno – Sábado, 22 de Octubre de 2011

Sería deseable no cometerlos, pero la experiencia nos dice que es imposible evitarlos. No reconocerlos y no aprender de ellos es… otro error.

J.V.- Nadie está libre de cometer errores. Metámonos eso en la cabeza para empezar.
I.Q.- Y si no nos lo metemos, allá nosotros. Nadie es perfecto y muchas cosas aparentemente exactas no lo son. En la medición del tiempo cada 4 años le tenemos que añadir al mejor mes del año un día más para que cuadren las cuentas. Si no cometiésemos errores, poco habría que corregir. Bertrand Russell decía que para qué repetir los mismos errores teniendo tantos errores nuevos por cometer.

J.V.- Con todo, no es nada frecuente escuchar a alguien “me he equivocado”. Casi siempre hay una justificación o, peor aún, una resistencia cerril a admitir que se ha metido la pata.
I.Q.- Hemos tenido a una persona vinculada al deporte que esta semana ha hecho algo de eso, ha dicho algo que ha sido mayoritariamente considerado como inoportuno, incierto e injusto y, la verdad, cuando ha ido a pedir disculpas, ha transmitido que eso de rectificar y pedir disculpas no es lo suyo porque casi lo ha dejado peor. Si nos equivocamos, es conveniente reconocerlo con gallardía y con la tranquilidad de que dar la cara siempre nos hace mejores y nos concede más autoridad. Y si no creemos que estamos equivocados, expresamos de forma correcta nuestra convicción de que creemos en lo que decimos aunque no guste.

J.V.- Sin embargo, los errores de los demás resultan tremendamente fáciles de ver.
I.Q.- Sí aquello de buscar la paja en el ojo ajeno e ignorar al mismo tiempo la viga que cuelga del propio es una afirmación bastante ilustrativa de lo que es esto. Somos expertos en detectar los errores de los demás y en ponerles remedios y nos aplicamos con bastante más intensidad que con nuestros propios errores que siempre son “malos entendidos”, o “nos hemos expresado mal”, etc.

J.V.- Una vez que somos capaces de reconocer el fallo, ¿Cuáles son las siguientes etapas?
I.Q.- Pues hacerlo público en el mismo entorno en el que hemos hecho algo equivocado. Si se trata de una opinión pública en un medio público, preferentemente el mismo a través del que se ha emitido o expresado esta opinión errónea, y si es un error que afecta a una persona, lo mejor es dirigirnos a esa persona y mirándole a la cara y, con respeto y humildad (que no quiere decir con servilismo), expresar nuestras sinceras disculpas, y el firme propósito de que no vuelva a ocurrir

J.V.- Desgraciadamente, no todos los errores son rectificables. ¿Qué hacemos en esos casos?
I.Q.- Dar la cara. Eso es muy importante porque a veces las personas creemos que equivocarnos nos convierte en personas negligentes y eso no es así. Como decía al principio, todos cometemos errores y si los podemos explicar, que no justificar, damos razón de por qué hemos obrado como lo hemos hecho, resarcimos a la persona que sufre las consecuencias de nuestro error, le hacemos un reconocimiento y nos ponemos a su disposición para compensar las consecuencias del error.

J.V.- Es muy delicado decirle a alguien que está equivocado o que está a punto de hacerlo. ¿Es mejor tratar de hacérselo ver o dejar que lo descubra por sí mismo?
I.Q.- Depende. En mi opinión, no debemos convertirnos en los cuestionadores oficiales de todo lo que no está bien hecho. En general, creo que debemos dar nuestra opinión cuando nos la piden, salvo que veamos que una persona próxima y a quien estimamos va a cometer (o está en riesgo de hacerlo) un error. También hay casos en los que se intuye un posible daño y hay que actuar de forma que se prevenga ese daño. Habremos actuado como es debido.

J.V.- Aunque hemos dicho que lo habitual es no reconocer los errores, también hay muchas personas que no solo lo hacen, sino que se castigan en exceso por haberlos cometido. No se los perdonan y viven obsesionados durante mucho tiempo.
I.Q.- Sobre todo, los obsesivos que tiene dificultades para alejar de ellos cualquier tipo de error, por muy pequeño que sea y, como tú dices, se azotan por ello aunque nadie se lo pida. A estas personas les diría lo mismo que antes: es imperdonable provocar un daño o un perjuicio por ser imprudente y/o negligente, pero no por decidir y equivocarse en elección.

J.V.- Y luego están los que creen que el proceso se acaba en reconocer el fallo y pedir perdón como si fuera un automatismo… para reincidir una, otra y otra vez.
I.Q.- Muchas veces, en esta sección y en su antecesora radiofónica, hemos dicho que el perdón solo es efectivo si hay un propósito de la enmienda. Las frases hechas dirigidas a calmar el malestar de alguien que ha sido víctima de un error nuestro constituyen una nueva forma de extender la afrenta y de faltar al respeto a quien hemos perjudicado. No hay perdón sin reconocimiento expreso de lo que se ha hecho, de lo mal que ha estado y sin expresar el sincero propósito de que no vuelva a ocurrir.

J.V.- Otra pensamiento relativamente frecuente: “si no hago nada, no me equivocaré”. Eso es hacerse trampas al solitario, ¿no?
I.Q.- Así es. Muchas veces no hacer nada es la causa de que ocurran verdaderas desgracias. Lo que suele ocurrir es que, como tú señalas, a quien obra de esta manera hay que decirle que se provocan perjuicios, y a veces verdaderas desgracias por omisión.

Anuncios

Un comentario sobre “Humanos errores‏

  1. Qué verdadero es esto, justamente estoy esperando la próxima reunión laboral para disculparme con álguien a quien ofendí públicamente y si bien ya me disculpé en privado quiero hacerlo delante de todos porque la ofensa fue pública y pública ha de ser la disculpa. Mi causa era justa, pero nada justifica el modo en el que lo dije…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s