La guerra de patentes asusta a los grandes de Internet

Barcelona 13 FEB 2012

El incremento de litigios cruzados sobre hipotéticas vulneraciones de patentes empieza a preocupar a los grandes de Internet, algunos de los cuales protagonizan precisamente estas batallas. Después de que Apple remitiera el año pasado una carta a ETSI (Instituto Europeo de Estándares de Telecomunicaciones), conocida este mes, en la que se oponía al bloqueo de patentes sobre estándares esenciales, posición que tuvo la adhesión de Cisco, Microsoft ha publicado un comunicado en el que se compromete a no litigar por este motivo y defiende la obligación de las compañías de suministrarlas en condiciones justas, razonables y no discriminatorias. Microsoft explica que “los consumidores y la industria entera se verán afectados si, haciendo caso omiso a las promesas, las empresas tratan de impedir que otros distribuyan sus productos utilizando patentes esenciales para los estándares”. La compañía asegura que no solicitará mandamiento judicial ni orden de exclusión en contra de ninguna empresa que use sus patentes fundamentales y afirma que no exigirá a otras empresas acceso a sus patentes esenciales a cambio de ceder las propias.

El mismo día en que Microsoft publicaba su posición, Google comunicaba la suya sobre las patentes de Motorola Mobility, cuya compra por parte de la compañía del buscador está a punto de ser aprobada por las autoridades de Estados Unidos. No se descarta que el comunicado de Google esté pensado para tranquilizar a las autoridades. Google asegura que no reclamará más de 2,25% del coste neto de un dispositivo cuando se usen patentes de Motorola Mobility y promete buscar un acuerdo negociado antes de iniciar acciones legales. A diferencia de Microsoft, Google no renuncia a acudir a los tribunales.

 Florian Mueller, experto en patentes y responsable del blog Foss Patents, critica la propuesta de Google porque considera que aplicar el citado porcentaje sobre el coste final del dispositivo lo encarece artificialmente. “Un chip de Qualcomm, que puede costar 15 euros, alberga todas las funciones esenciales, no tiene sentido aplicar el porcentaje sobre el dispositivo final que tiene  infinidad de servicios añadidos”. Mueller se pregunta qué pasará con los coches que llevan integrados servicios de comunicaciones, ¿se aplicará el porcentaje sobre el precio del vehículo?. En cambio, valora positivamente el paso dado por Microsoft. “No renuncia a cobrar sus derechos sobre patentes, pero sí a solicitar la prohibición de la venta del producto”. Mueller subraya a este diario que estos movimientos afectan a las llamadas patentes sobre estándares, que afectan a funciones básicas. Los estándares prescriben soluciones concretas para determinadas funciones.

La valoración de estos movimientos por parte de los analistas oscila desde los que las consideran medidas preventivas ante las autoridades antimonopolio (la mayoría de estas compañías están sometidas a su escrutinio) a los que, en el caso de Microsoft, ven un avance en sus compromisos.

La mayoría de compañías mantienen litigios cruzados por vulneración de patentes

Se da la circunstancia de que la semana pasada, grandes empresas de Internet, como Google y Yahoo!, ganaron un pleito a una compañía, Eolas, dedicada al negocio de las patentes, que reclamaba la titularidad de varias sobre la “web interactiva”. En defensa de las compañías acusadas acudió el propio Tim Bernes-Lee, padre de la web, para testificar contra el sistema de patentes estadounidense y prevenir sobre el peligro que suponía la acción de esta empresa. Un jurado desestimó finalmente las pretensiones del demandante.

Con todo, los pleitos continúan. Apple ha reclamado en California el bloqueo de las ventas del teléfono de Samsung Galaxy Nexus porque supuestamente viola patentes propias como las referidas a los comandos de voz. Apple, además de su veintena de litigios con Samsung, tiene demandas cruzadas con HTC y Motorola. eBay persigue a Google por supuesta violación de patentes en su sistema de cobro móvil Wallet. Kodak tiene litigios abiertos contra Apple y HTC y ve en el cobro de las mismas un camino para conseguir ingresos, ahora que se ha declarado en suspensión de pagos. Microsoft persigue a Barnes and Noble por su lector Nook y ha llegado a pactos con varios fabricantes que emplean Android, el sistema operativo de Google, por el que percibe pagos por el empleo de patentes suyas. Motorola tiene un contencioso abierto en Alemania contra Apple. Y Oracle y Google están en una gran batalla por patentes.

 La semana pasada, Joaquín Almunia, responsable de competencia en la UE, afirmó en una conferencia que no puede permitirse un mal uso de este tipo de patentes básicas que dan un gran poder a sus propietarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s