Las aplicaciones gratuitas gastan más batería

Más del 65% de la energía se va en buscar la publicidad adecuada al usuario

 

Nada sale gratis. Por si quedaba alguna duda, investigadores de la Universidad de Purdue y de Microsoft, han llegado a la conclusión de que las aplicaciones gratuitas gastan bastante más batería en los móviles que las que son de pago. El motivo, muy sencillo: la aplicación busca la localización de su propietario para encajarle publicidad adecuada a su lugar geográfico y a su perfil consumista.

Los investigadores analizaron con su herramienta Eprof, seis de las diez aplicaciones más descargadas (los juegos Angry Bird y Free Chess, la aplicación de Facebook, la del NYT, CNN, los mapas de Mapquest) y vieron su funcionamiento tanto en móviles Android como en los Windows Mobile.

Una de sus conclusiones es que entre el 65% y el 75% de la energía de estas aplicaciones se pierde en módulos publicitarios, pero también descubrió una ineficiencia energética en el diseño de las aplicaciones y propone un cambio de rutinas en la presentación de las mismas, con las que se ahorraría entre el 20% y el 65% de energía.

En 2015 el mercado de las aplicaciones le supondrán a la industria unos ingresos de 35.000 millones de dólares, dicen los científicos en la presentación de su trabajo. Un crecimiento paralelo a la popularidad de los smartphones, pero cuanto más necesario es el móvil, cuantas más funciones adopta, menos dura su batería, con lo cual es un problema que cada vez  preocupa más al consumidor.

Estos investigadores se propusieron rastrear el gasto de energía en el desarrollo de la aplicación y su posterior uso en los móviles. Así descubrieron que la espera de la descarga total de una búsqueda gasta del 10% al 50% de la energía total, el rastreo de los datos del usuario (localización, número de teléfono) del 20% al 30%%. La función de la aplicación en sí solo gasta entre el 10% y el 30% de la energía. Por ejemplo, en el caso de Angry Birds, jugar solo consume el 20% de la aplicación.

La mayoría de las aplicaciones analizadas al abrirse se conectan con unos 35 enlaces, que pueden ser desde los de localización —que implica poner en marcha el GPS, que consume el 15% de la energía— a terceros actores, como Flurry, dedicado al la minería de datos, o el interfaz Khronos que colorea la pantalla para los juegos y consume el 9%. En el caso de Free Chess,  durante los 33 segundos que tarde en abrirse completamente se conecta a 37 otros recursos, el principal AdThread que alimenta de publicidad a la carta, según el perfil del usuario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s