El rostro de las redes sociales

Roberta Bosco y Stefano Caldana – 07 de mayo de 2012

El retrato, género artístico por antonomasia, ha caracterizado todas las épocas de nuestra historia, pero ¿cómo nos retratamos a través de las redes sociales? Desde los albores de la humanidad la representación gráfica del rostro es una práctica ineludible, cuya interpretación ha ido cambiando con las tendencias socio-culturales. El siglo XXI y las nuevas tecnologías tampoco se escapan de esta tendencia, sobretodo en años marcados por la eclosión de las redes sociales, donde la identidad y presentación de los usuarios se basa en una eficaz, lograda y… muy estudiada “foto del perfil”. Dos jóvenes artistas latino-americanas reflexionan sobre este fenómeno.

Project Born Nowhere de Laís Pontes

Laís Pontes es una artista y fotógrafa brasileña, que con Project Born Nowhere, propone una aproximación participativa al concepto de identidad, a través de las redes sociales. En el proyecto, que surgió en 2011 durante una residencia en el International Center of Photography (ICP) de Nueva York, la artista va moldeando a partir de su rostro una serie de identidades de mujeres inexistentes, que realiza con aplicaciones para el retoque fotográfico y herramientas digitales. “El objetivo es introducir características que puedan convertir el mismo rostro cada vez en una nueva personalidad”, explica la artista.

Project Born NowhereLuego Pontes sube estos retratos ficticios en la página de Facebook del proyecto, sin ninguna información adicional, a la espera que la participación de los usuarios contribuya a completar sus personalidades, inspirándose en el lema What one sees is what one wants to see (Lo que uno ve, es lo que quiere ver). Después de analizar las contribuciones, Pontes da el toque final a la identidad de su creación, añadiendo la descripción que a partir de las intervenciones de los usuarios, en cualquier idioma esas sean, parece ser la más correcta para el personaje semi-fantástico que ha creado. Para lograrlo se base en las teorías sobre la personalidad. “Parece ser que finalmente la personalidad se compone de tres factores: lo que de verdad una persona es, lo que quiere ser y lo que los demás creen que sea”.

El proyecto que ha cosechado un creciente éxito tanto en la red como en ámbitos expositivos internacionales, juega con las temáticas inherentes a la identidad, utilizando conceptos de psicoanálisis y de proyección de la personalidad, enfrentándose a estereotipos como clase social y raza. El proyecto, que se expuso en diversas ocasiones, come el reciente FotoFest de Houston (Tejas), no tiene una fecha de cierre a corto plazo. “La respuesta del público es muy importante, de modo que por el momento voy a seguir difundiendo nuevas identidades”, promete Pontes.

Tiene similitudes con el proyecto de Laís Pontes, aunque no se trata de un trabajo sobre identidades múltiples la obra Intimidad Romero de la artista homónima, que también utiliza Facebook como plataforma para su proceso creativo. En realidad se trata de un trabajo sobre el derecho al anonimato y el concepto de autoría, que abarca diversas reflexiones relativas a ideas recurrentes en los planteamientos estéticos y conceptuales de la contemporaneidad y al mismo tiempo una aproximación crítica a las redes sociales. “En este caso el anonimato se convierte casi en un instrumento generador de contenidos, en una nueva herramienta estética y narrativa”, asegura Romero.

Retrato de Intimidad RomeroLa principal peculiaridad del perfil Inti Romero es que no deja ver nunca la verdadera cara del personaje, que queda inexorablemente ofuscada por una serie de gigantescos píxeles. Pero Intimidad no se limita a distorsionar su rostro, sino extiende este trabajo a todas las fotos de sus amigos y conocidos, dando así vida a un mundo de vivencias y historias de lo más tradicional, fotos de excursiones y de grupos de amigos, sobre las que ha introducido este perpetuo e irónico efecto gráfico. “Creo que la acción comunicativa debe adaptarse a los medios de comunicación disponibles en cada momento histórico. Prefiero denominar esto como una acción comunicativa de un proceso 2.0, una acción pública en una red informática ‘abierta’, sin más etiquetas” explica la artista.

Nadie se escapa de las intervenciones de Intimidad, ya sean fotos antiguas y recuerdos de toda una vida, mascotas o artistas y personajes del mundo del arte. Sin embargo esta inocente actitud es lo que le ha generado sus mayores problemas, ya que las estrictas reglas sobre el anonimato de la compañía de Mark Zuckerberg y su política de gigante fagocitador de datos, ha malinterpretado sus intenciones. “De repente Facebook canceló mi cuenta argumentando que mi perfil no correspondía a una persona. Para que pudiera recuperar mi identidad virtual me obligaron a enviarles un documento oficial como el pasaporte. Sin embargo, al final me obligaron a cambiar de nombre, pues en palabras de Facebook: No podemos aceptar Intimidad como nombre”, lamenta la artista. A pesar de haber enviado copia de su pasaporte, su viaje por el lado más absurdo de la vida no había acabado y finalmente para salir del embrollo tuvo que crear un nuevo perfil con el nombre de Inti Romero, que a fin de cuentas no es su verdadero nombre.

Facebook es algo esquizoide como la realidad social del momento. Creo, que por un lado intenta mantener y proyectar una imagen de alto nivel de privacidad, pero por otro pretende que les ofrezcas todo lo tuyo sin condiciones”, asegura Intimidad, satisfecha con su cara pixelada. “El píxel me sienta bien… Además como dijo uno por ahí, es mejor ser una obra de arte que una artista”, concluye.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s