Los cambios, paso a paso

La empresa responde preguntas básicas sobre el impacto de las nuevas condiciones de uso

Barcelona

El 1 de marzo, Google unifica la mayoría de condiciones de uso de sus servicios en un único redactado. Lo ha anunciado hoy. Asegura que remitirá un correo electrónico a todos sus usuarios registrados explicando con detalle el cambio. El primer día de marzo, el internauta que quiera acceder a uno de los servicios afectados deberá aceptar las nuevas reglas.

¿A cuántos servicios afecta el cambio en la política de privacidad?

Google unifica la mayoría de sus políticas de privacidad. La medida entra en vigor el 1 de marzo. La compañía pasa de tener 60 a una, que no necesariamente se corresponde con servicios. Las excepciones son Wallet, Jobs, Chrome, Books, Enterprise y pocos más. Algunos de ellos solo están disponibles en Estados Unidos.

¿A partir de ahora el internauta que utilice su buscador y vea vídeos en Youtube deberá registrarse?

No. Ambos servicios seguirán funcionando como siempre; se pueden seguir disfrutando anónimamente. La mejora en la política de privacidad afecta a los servicios que requieren registro previo, como Gmail o Google+.

“Queremos ofrecer una experiencia más sencilla”. ¿No hace al menos dos años que lo practican, cuando añadieron Buzz a Gmail?

Este cambio no tiene nada que ver con Buzz, si no con permitir a nuestros clientes gestionar bien la privacidad, un asunto básico para nosotros. Con Buzz nos equivocamos y hemos aprendido del error, que se refleja en Google +.

¿El cambio no encierra a los usuarios de Google en su propio ecosistema, al estilo Apple?

Categóricamente no. Google es todo lo contrario, porque siempre hemos defendido las plataformas abiertas y participativas, y lo seguiremos haciendo. Nuestro objetivo es mejorar la experiencia del usuario y somos muy conscientes de que estamos a un clic de distancia de la competencia.

¿Los servicios de Google dejan de ser compartimentos estancos y compartirán los datos?

Sí. La mayoría de servicios de Google se convierten en una unidad, pero siempre como plataforma abierta. No encerramos al usuario en nuestro ecosistema y, además, estamos a favor de la portabilidad de los datos. Para muchos, la experiencia en Google ya es fluída y tratamos de ofrecer a todos esta misma unidad.

¿A partir de ahora para activar un teléfono de la plataforma Android será obligatorio tener cuenta con Google?

No. Si te compras un móvil Android no es necesario tener cuenta en Gmail. Puedes llamar, navegar y otra actividades online con normalidad. Sin embargo, para usar aquellos servicios de Google que requieren registro previo, deberás tener cuenta en Google.

¿Qué datos recopilará Google, además de los que se facilitan al registrarse?

Google sabe de tí lo que quieres que sepa. La recogida de datos no cambia. Es exactamente la misma que hasta ahora. Recopilamos nombre y apellidos, dirección de correo electrónico, teléfono de contacto y dirección IP. Y seguimos sin vender datos a terceros.

¿Por qué piden insistentemente desde hace un tiempo el teléfono cuando el usuario accede a Gmail?

Por seguridad, a raíz del problema con Gmail en China. Es importante que los usuarios no usen contraseñas fácilmente deducibles. Como compañía que presta un servicio, es necesario tener un mecanismo para localizarte, más allá del correo electrónico, por si detectamos movimientos extraños.

¿El cambio también afecta a las aplicaciones de Google utilizadas en otras plataformas, como iOS (Apple) o Blackberry?

Sí. Es un cambio en las condiciones del servicio y no de los aparatos, sea éste móvil, ordenador, portátil o tableta.

¿Qué datos asocian con los anuncios personalizados?

Sobre información general. Por ejemplo, si busca información sobre el románico en Palencia, mostraremos anuncios relacionados con esta actividad en el buscador, Gmail y demás servicios que utilices. Conviene recordar que no sabemos quién eres, conocemos tu dirección IP.

¿Si el usuario ve un vídeo en YouTube desde el ordenador y tiene activado Gmail en el móvil, el correo recibirá ofertas sobre ese contenido concreto en el teléfono?

No, salvo que ambos aparatos compartan dirección IP. En cualquier caso, siempre puedes decidir qué quieres compartir, borrar… a través del administrador de preferencias de anuncios, disponible en esta dirección: http://www.google.es/intl/es/privacy/tools.html

¿El tratamiento de datos personales lo harán en servidores de la Unión Europea?

En cualquier caso lo realizaremos en un puerto seguro (Safe Harbour). Los usuarios siempre pueden ver qué información recabamos de ellos y gestionarla para decidir qué guarda sobre sus conversaciones de chat o el número de aplicaciones instaladas en Android.

Scott Rubin y Marisa Toro, directores de comunicación de Google para el sur de Europa, Oriente Proximo y África, el primero, y para España y Portugal, la segunda, han contestado a este cuestionario.

Los cambios en Google despiertan la polémica

La empresa unifica los términos de uso de 60 servicios y combinará los datos de los usuarios. La novedad se introducirá el 1 de marzo y el internauta no podrá rechazarla parcialmente.

Tomàs Delclós Barcelona

El gran cambio anunciado por Google, al unificar las condiciones de uso de casi todos sus servicios, que compartirán la información sobre el usuario sin dar la opción a éste de negarse, han despertado las primeras preocupaciones sobre el alcance de los mismos y su impacto en la privacidad. Google ya tuvo un problema con las autoridades cuando lanzó su proyecto de red social Buzz por el uso combinado de información con otros servicios de la casa.

Google presenta el cambio como una manera de simplificar y hacer más comprensible las condiciones de uso de sus servicios y proponer un disfrute más intuitivo de los mismos. Los cambios entrarán en vigor el 1 de marzo y afectan a unos 60 servicios. Algunos como Google Books, el sistema de pago Wallet o Chrome mantendrán condiciones específicas. En las FAQ de la empresa se precisa que “si usted continúa usando los servicios de Google después del 1 de marzo, lo hará bajo la nueva Política de Privacidad y Condiciones del servicio. Si prefiere cerrar su cuenta de Google, puede seguir las instrucciones de nuestro centro de ayuda”. Google se compromete a que el cliente que renuncie a los mismos, como propietario de sus datos, podrá trasladar esta información a otro sitio.

 Google España ha comentado a este diario que el 1 de marzo, cuando un usuario registrado acceda a un servicio se le presentará una ventana con las nuevas condiciones de uso que deberá aceptar nuevamente y de forma expresa. Es decir, no se introducirán automáticamente. Los cambios no afectan al internauta que accede a los servicios de Google que permiten ser usados sin registro previo como el buscador o YouTube.

Marc Rotenberg, director ejecutivo de Electronic Privacy Information Center (EPIC) ya ha expresado su preocupación sobre el alcance de los cambios. Tras recordar el episodio de Buzz, considera que este tipo de modificaciones acostumbran a implicar una rebaja en los niveles de privacidad.

Google insiste en que el servicio mejorará. Si una persona, explica, ha de ir a una reunión, la combinación de datos que manejan todos los servicios que emplea el usuario registrado de Google permitirá avisarle de que llegará tarde combinando la información de localización, los de su calendario y la previsión del tiempo.

Otra consecuencia es que las búsquedas en Google tendrán en cuenta la actividad del internauta en otros servicios de la compañía como YouTube o Gmail. “Ello puede suponer reescribir la relación entre los usuarios y el buscador más popular del mundo”, escribe The Wall Street Journal. ¿Qué impacto puede tener una búsqueda sobre una enfermedad? ¿Puede sugerir el estado de salud del internauta y Google usar este dato? Google insiste en que no recogerá nuevos datos, simplemente los combinará para dar un mejor servicio. Google España ha subrayado que este cambio mejorará la comunicación publicitaria, “pero Google no comparte nunca datos personales con terceros sin consentimiento del usuario y ello no se solicita por defecto en las nuevas condiciones de uso”. En Forbes aseguran que Google calienta motores para aplanar la privacidad en un artículo que encabezan asegurando que dice adiós a la privacidad de los usuarios.

Samuel Parra, abogado de ePrivacidad, ha comentado a este diario que la empresa tiene derecho a imponer sus condiciones de uso y negar al cliente la opción de oponerse a algún aspecto de las mismas. Por otra parte, y a falta de estudiar con más detalle los cambios anunciados, considera que Google ya combinaba datos de los usuarios registrados en las búsquedas.

Víctor Domingo de la Asociación de Internautas, en una primera aproximación al tema, considera que los cambios son legales, pero muestra su preocupación porque Google va a tener un perfil perfecto de sus usuarios registrados. “Unos datos que estarán en manos de una empresa de Estados Unidos” . Lo más probable es que esta combinación de servicios la emplee Google para personalizar más su actividad publicitaria. “Google deberá precisar el acceso a los mismos por parte de terceras compañías”.

Facebook y Google caminan en una línea muy delgada entre el respeto a la privacidad y el uso de la minería de datos para obtener más información sobre sus clientes, comenta Los Angeles Times.

Google sabrá muchas más cosas sobre usted y lo que hace en la web”, escribe The Washington Post. “Nunca habría imaginado que el contenido de sus mensajes en Gmail podría influir en su experiencia usando YouTube”.

“El anuncio de Google es frustrante y da un poco de miedo”, asegura el presidente de Common Sense Media, James Steyer. “Aunque la compañía cree que el seguimiento de los usuarios en todas sus plataformas mejora sus servicios, los consumidores deben tener la opción de optar por el no. En particular, los niños y adolescentes que son ávidos usuarios de YouTube, Gmail y Google Search”

Jeffrey Chester, director ejecutivo del Centro para la Democracia Digital, un grupo de defensa de la privacidad, cree que no hay manera de que el internauta pueda comprender las implicaciones que puede tener esta nueva fórmula de combinación de datos de Google.

El demócrata Edward J. Markey, responsable de temas de privacidad en el Congreso, asegura que es imperativo que los internautas puedan decidir si quieren que su información sea compartida por todo el espectro de ofertas de Google.

 Google ya había dado pasos hacia esta combinación de datos. El último fue integrar en el buscador la actividad del internauta en su red social Google + lo que provocó la crítica de Twitter y el lanzamiento de una herramienta por parte de ingenieros de Facebook, MySpace y Twitter que cambia los resultados  de la columna donde aparecen los enlaces a Google + por los de otras redes sociales.

 El paso de Google se enmarca, según varios analistas, en la necesidad comercial de construir un ecosistema alrededor de sus servicios que compita con Apple y Facebook