Una aplicación informática ayudará a comunicarse a personas con autismo

EFE – Martes, 27 de Septiembre de 2011

Un programa llamado “e-Mintza” permitirá a personas con autismo o con “graves” barreras de comunicación oral y escrita relacionarse con otra gente mediante el uso de tecnología táctil y multimedia además de promover su autonomía a través de una agenda personlizada.

La aplicación, que se descarga de Internet, ha sido presentada hoy en rueda de prensa y permite al usuario comunicarse con otras personas a través de una tableta o a través del ratón del ordenador en el caso de que la pantalla no sea táctil.

Esta herramienta genera un tablero comunicativo con pictogramas o imágenes y sonidos asociados que permiten una comunicación directa y sencilla, además, es “fácilmente personalizable” en cuanto a la lengua, características o textos en función de las necesidades del usuario.

El programa, que inicialmente fue pensado para facilitar la comunicación de personas con autismo, puede ser usado también por niños con sordera, con discapacidad intelectual grave, por pacientes con daño cerebral adquirido por traumatismos o accidentes o por mayores con enfermedades neurodegeneraivas.

La investigación, iniciada en 2009, ha contado “desde el primer momento” con la participación de los usuarios finales para que responda “realmente” a sus necesidades.

Entre las novedades incorporadas tras la evaluación de los usuarios destaca la agenda, en la que pueden ubicar hasta seis actividades por día o espacio temporal o la posibilidad de personalizarlo con fotos, en vez de pictogramas o letras.

El proyecto, impulsado por la Fundación Carlos Elosegui y la Fundación Orange, ha sido desarrollado por Nesplora en colaboración con la asociación Gautena y el apoyo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El FBI investiga la aparición de unos desnudos de Scarlett Johansson

Varias actrices denunciaron en marzo pasado que habían sido objeto de ataques de piratas

EL PAÍS – Madrid – 15/09/2011

El FBI investiga la aparición de unas fotos que supuestamente corresponderían a Scarlett Johansson en las que aparece desnuda. La actriz denunció en marzo que había sido objeto de un ataque de piratas informáticos. En esas mismas fechas otras estrellas de Hollywood también acudieron a la policía para alertar de que sus móviles habían sido intervenidos. Entre ellas, Vanessa Hudgens, la estrella de High School Musical, que vio cómo fotos suyas eran colgadas en la Red por la página dedicada a airear los trapos sucios de los famosos TMZ.

Ahora otro de los bellos cuerpos de Hollywood afectados por estos modernos ladrones sin rostro, cuya finalidad no parece ser el dinero sino el reto de acceder a los teléfonos inteligentes y violar la intimidad guardada en la tecnología de las víctimas, es el de la actriz Scarlett Johansson.

Según la versión que se maneja en la investigación policial, los piratas informáticos lograron acceder al iPhone de Johansson y robarle unas fotografías de ella desnuda.

Los expertos advierten sobre el riesgo que comportan los llamados teléfonos inteligentes, ya que son como pequeñas computadoras susceptibles de ser asaltadas por los piratas informáticos que logran acceder a las libretas de direcciones de sus víctimas, las agendas y las fotos que almacenan y creen seguras en su poder mientras que estos malvados genios informáticos vulneran su intimidad. Las últimas informaciones apuntan a que el FBI ya sabe quién es el líder de la banda de piratas informáticos y que en breve se producirán las primeras detenciones.

El miércoles aparecieron en Internet unas imágenes privadas que al parecer ella misma se había hecho con su teléfono móvil.

Según TMZ Scarlett Johansson, de 26 años, pidió expresamente a sus abogados que se realice una investigación tras verse desnuda en Internet, pero para el FBI no se trató de una sorpresa. Pero a la hora de la denuncia de la actriz, los agentes federales ya llevaban meses tras la posible red de pirateo.

“Puedo confirmar que el FBI está investigando una serie de intrusiones en ordenadores de figuras de alto perfil”, ha declarado a Fox News Laura Eimiller, portavoz de la oficina de investigación en Los Ángeles.

Miley Cirus, Selena Gómez o Jessica Alba son otras de las famosas cuyos desnudos han sido robados y han aparecido o corren el peligro de aparecer en la web, si el FBI no da pronto con los delincuentes. Todas estas instantáneas o informaciones comprometedoras para la imagen pública de las afectadas son compartidas de forma privada con personas cercanas a su entorno.