Mejora la protección de datos en las aplicaciones móviles

Un informe del Future of Privacy Forum asegura que el 61,3% de las apps aplica una política de privacidad

Tecnología| 19/07/2012 – Anna Solana

Algunas cosas han ido a mejor desde el 2010. Por lo menos en términos de privacidad. O eso dice el think tank Future of Privacy Forum (FPF), que hace unas semanas publicó un estudio en el que concluye que más de la mitad de los desarrolladores de aplicaciones móviles incluyen en sus productos políticas de protección de datos.

En diciembre del 2010, un artículo del Wall Street Journal detallaba la información personal que algunas aplicaciones móviles enviaban a terceros sin que el usuario fuera consciente de ello, como la ID del teléfono, los contactos de la agenda, la localización y otros datos demográficos como la edad y el sexo.

La situación no es exactamente la misma en junio del 2012. Se siguen enviando datos. Pero se supone que el consumidor es más consciente de ello porque tiene a su alcance la política de privacidad con la que funciona cada aplicación. Y si hace clic para dar su conformidad a los avisos que le envía el teléfono, es que accede a lo que le piden.

De hecho, el informe señala que el 61,3% de las apps ya tiene política de privacidad. De éstas, las gratuitas son las que más han cuidado este aspecto, pues el número de aplicaciones que la incluyen se ha multiplicado por dos desde septiembre del 2011, mientras que las aplicaciones de pago con política de protección de datos sólo ha registrado un incremento del 4% en el Apple Store y del 18% en Google Play.

También es más discreto el porcentaje de las aplicaciones que ponen los términos de la política de privacidad a disposición del usuario dentro de la misma aplicación: Lo hacen el 48% de las gratuitas y el 28% de las de pago en el Apple Store; y el 20% de las gratuitas y el 12% de las de pago en Google Play.

Medidas

En febrero, después del tropiezo de Path, denunciada por acceder sin permiso a la libreta de contactos de los usuarios, Apple, Google, Amazon, Microsoft, HP y RIM acordaron que requerirían a los desarrolladores que incluyeran políticas de privacidad en las aplicaciones para que los usuarios supieran qué datos cedían. Ayudó la presión del fiscal general de California (Estados Unidos). Facebook se sumó a la iniciativa en junio.

Zynga, la compañía creadora de juegos como Farmville o CityVille, empezó igualmente a usar unos avisos telegráficos por puntos en los que deja claro al usuario que accede a la información técnica de su dispositivo, su ID, su dirección IP, su geolocalización y su perfil en las redes sociales si ha accedido a la aplicación desde ellas.

Es un paso. El vicepresidente de FPF, Jules Polonestsky, asegura en varios medios que “los desarrolladores de apps empiezan a entender que acceder a los datos del consumidor es un privilegio y no un derecho”. Aun así, siguen habiendo aplicaciones, como Camera+, de taptaptap.com, muy utilizada por los Instagramers, que recogen la localización del usuario sin dejar clara su política de privacidad. Pero para muchos, sigue siendo más práctico darle al “ok, instalar”. Después de todo, ¿qué es privado ahora?

Anuncios

Protección de Datos multa con 200.000 euros a ‘Rico al instante’

La productora del concurso de Antena 3 envió 36 millones de SMS a teléfonos móviles

Rosario G. Gómez – Madrid 6 MAY 2012
 

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha impuesto una multa de 200.000 euros a la empresa Ocio Factory Time por el envío de publicidad masiva para un concurso de televisión. Esta compañía mandó casi 40 millones de mensajes a móviles, en muchos casos, sin el consentimiento de los destinatarios. Los SMS eran un reclamo para el espacio de Antena 3 Rico al instante.

Este aluvión de spam (publicidad no deseada) tuvo una rápida reacción por parte de los usuarios. Entre el 4 de enero y el 7 de febrero de 2011, la AEPD recibió 333 escritos de personas que denunciaban haber recibido en sus teléfonos móviles mensajes no solicitados en los que se promocionaba Rico al instante, un concurso que ofrecía la posibilidad de ganar 200.000 euros y solicitaba el envío de un SMS. Los mensajes eran sugerentes y tentadores: “(TF) Quieres ganar 200.000 E por lo mismo que cuesta 1 café? Ven al programa! Con solo responder RICO al 25354 podrías concursar en directo (1,42Eur.xsms)”.

Rico al instante se emitió en Antena 3 en enero del año pasado. La cadena encargó la producción a Zed Worldwide, que más tarde se denominó Ocio Factory Time. Durante la campaña de promoción se remitieron 35.976.137 SMS y en noviembre la AEPD acordó iniciar un procedimiento sancionador por un eventual “envío masivo” de publicidad que podría vulnerar la ley.

Zed alegó que no había incumplido la normativa, ya que los destinatarios de los mensajes se podían oponer a los envíos. Argumentó que la gran mayoría (el 99,8%) incluían la opción de rechazar más publicidad en el futuro (“Nomaspubli”) y que solo en el caso de 8.170 mensajes (el 0,0022%) no se ofrecía esta posibilidad. “Dada la magnitud de la campaña”, dijo, el porcentaje de supuestos incumplimientos es “sumamente ínfimo” y “denota” el propósito de cumplir la ley.

Pero la AEPD se ha mostrado inflexible. Percibe que la productora ha cometido dos infracciones graves. La primera —tras la tramitación de 330 denuncias, aunque llegaron 100 más— por 451 envíos de mensajes a teléfonos móviles sin consentimiento (50.000 euros). La segunda, por los 8.170 SMS en los que no se daba a los usuarios un medio de oposición “sencillo y gratuito” para recibir comunicaciones comerciales (150.000 euros).

La sanción pudo haber sido mayor, ya que la primera propuesta era de 230.000 euros. Miguel Cobacho, miembro del despacho de abogados salirdeinternet.com, afirma que es una de las mayores multas impuestas en España por estas prácticas. Mantiene que, si bien conviene poner coto a estas actividades, “lo cierto es que los empresarios en muchas ocasiones no saben qué sanción se les impondrá” y recuerda que la AEPD decretó una multa de 30.000 euros por enviar cuatro correos electrónicos y 50.000 por mandar 46 millones de mensajes.

Tras esta sanción, contra que la cabe recurso, la productora de Rico al instante ha pasado a ser pobre al instante.